lunes, 27 de noviembre de 2017

“No hace falta gente extraordinaria, para hacer cosas extraordinarias”

Volver... 
Y volver con más energía que antes. 
Asegurarnos que toda vuelta a la vida, a nuestro propósito y a nuestros sueños, esté cargada de una fuerza inconcebible y un sentido extraordinario. Pues de eso quiero que se trate.

Quizá este “viaje” sea uno de los más difíciles… Quizá porque se fraguó en un tiempo de bienandanza que ahora quedó atrás. Y extraer lo esencial de lo que vivimos, por lo que implica y requiere esta tarea, a veces cuesta un poquito más.
Que la vida nos sorprenda llevándonos por otros caminos, que se abran horizontes nuevos a nuestro paso y los espacios deshabitados terminen cerrándose de un portazo, solo es VIVIR. Y vivir implica rasgarse el corazón cuando sea necesario, exprimir nuestras emociones y vestirlas de color, para poder terminar lo que un día empezamos con un propósito, aunque los vientos decidan soplar más fuerte o solo sean vientos de cambio.

Afortunadamente vuelvo con mis deberes hechos. Con sentido, con esperanza, con la única certeza en la mano de que todo lo ocurrido, siempre tiene un plan.
Mientras tanto sigo compartiendo desde el corazón ¡algo que me encanta! Da igual la moneda de cambio… El amor por los demás, por lo que uno hace y para quien lo hace, es lo que debe primar.

A lo largo de los años nos cruzamos con decenas de personas. Pero realmente ¿cuántos tipos de hombres conocemos en la vida, dispuestos a todo? ¿Dispuestos a ser cada día mejores y a aportar al mundo de lo bueno, lo mejor?

Hoy “El Viaje de Happy Little Girl” conjugando búsqueda y pasión, te acerca un poquito más a “De Hidalgos y Cometas” y su autor. Y a donde no pueda llegar… llegará la música.

Con su tercer disco recién estrenado, llamamos a la puerta de Pedro Sosa, quien nos recibe con este lema: "Quien busca, encuentra. Y a quien llama, se le abre."

Especialista en Medicina Interna y Experto en Cuidados Paliativos, cantante, cooperante… Para mí, solo etiquetas.
Cuando hoy miro a Pedro, veo generosidad, esfuerzo, justicia, superación, solidaridad, emoción y certeza. Pero también puedo ver magia, sueños, vida, constancia y mucho trabajo. Y todo ello acompañado de música.
Antes de hablar de su presente más inmediato, me apetece mostraros quién habita bajo esta piel morena y curtida y qué se percibe tras una mirada con sabor a café.


Hay quien utiliza la alarma de su reloj para despertarse. Pedro pone la música como excusa y la usa como herramienta, para llegar a otros y despertarlos.

Si le pregunto ¿Cómo te ves en 5 años? Sonríe… “No me veo en 5 años. Intento imaginarme mañana, justo mañana cuando me levante.”

Y al interrogante ¿Cómo ves el mundo mañana? Responde “Un lugar que se puede moldear. Aunque no es fácil, lo veo como un espacio moldeable. El mundo es lo que nosotros hacemos de él, ha sido lo que hemos hecho de él y será lo que hagamos de él.”

Un hombre cuyos valores inquebrantables hacen que despliegue su conciencia y su fe, poniéndolas siempre al servicio de quienes más lo necesitan.

En 1993 inicia su etapa como cooperante en Centroamérica y España.
Trabajó en un centro de paliativos pediátrico de Honduras, perteneciente a la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Allí fue consciente de la existencia de otro mundo que, por cómo viven las personas, no se parece en nada a éste. “Creo que es un infierno y sin embargo, si sabes mirar, está lleno de ángeles también.” 
Enfrentarse a esa otra realidad, marcó un antes y un después en su vida.

La necesidad de ayudar a los más desfavorecidos, le llevó a crear Universo de trapo, asociación que lidera junto a otros artistas y cuyo objetivo principal es poner la música al servicio de la transformación social.


M: ¿Qué pregunta le haría el Dr. Sosa al artista Pedro Sosa?
P: Creo que ninguno le preguntaría nada al otro, porque es el mismo… No tengo dos vidas, tengo una que se expresa de dos formas. Dos tiempos y un solo reloj. En uno se mezclan dolor y alegría. Y en otro, sueño ser canción. -Tararea esbozando una sonrisa.- Los seres humanos tenemos la capacidad de atrevernos a imaginarnos de forma integral. La música es una parte tan esencial en mi vida como la medicina. No sería el médico que soy sin la música, ni el músico sin dedicarme a lo que me dedico.
La medicina es una excusa para tocar la vida de otra gente. Y la música es un medio privilegiado para acceder a partes del ser humano a las que normalmente no tenemos acceso. La medicina me da un contexto privilegiado para encontrarme con lo mejor del hombre y eso termina de encajar cuando lo hago canción.

M: ¿Cómo nace “De Hidalgos y Cometas”?
P: Nace a raíz de la nueva lectura que hago del Quijote, por el IV Centenario del Siglo de Oro. En este mundo hay libros muy peligrosos de leer, porque encienden cosas dentro de nosotros… Entonces descubrí una figura literaria que, curiosamente cuando termina el libro, parece que ha perdido todas las batallas y sin embargo deja a lo largo del tiempo una pregunta en el corazón de toda persona, que se acerque a ese personaje y a su contexto en el libro. Y es, si sólo había molinos. Si de verdad sólo había molinos...
Creo que hoy nos hace falta esa doble visión de la realidad. Nos hace falta gente que sepa ver un poco más allá. Y eso es lo que intentamos recuperar en este disco, la capacidad que todo hombre tiene de ver más allá de lo aparente y atreverse a transformar las cosas desde esa visión.

"Con el único anhelo de brillar sólo por un instante y esclarecer la noche de una humanidad que olvidó esa luz, de la que siempre fue depositaria. Transforman el propio tiempo en faro nocturno, que como combustible arde y llena de sentido el sendero hacia un mundo nuevo."

"Por eso son recordados... Porque a pesar de ser fugaces, iluminaron el firmamento con un destello que trascendió el tiempo y el espacio hasta nuestros días."

M: ¿Con qué sueñas?
P: Sueño encontrar la forma de aportar, lo que siento que puedo aportar, a la construcción de un mundo nuevo. Un lugar donde la gente no muera de hambre, donde todos podamos vivir un poquito más iguales. Sueño con un mundo de justicia.

M: ¿A qué teme Pedro Sosa?
P: Tengo miedo a no llenar mi tiempo. A no hacer aquello para lo que siento que he venido.

M: ¿Crees en Dios?
P: Sí. Creo en él porque primero él creyó en mí.

M: ¿Desde cuándo?
P: Desde siempre.

M: Si no te hubieras dedicado a la medicina y a la música ¿qué crees que hubieras hecho?
P: Me podría haber dedicado a cualquier cosa. Creo que las profesiones y lo que hacemos, es solo una expresión de aspiraciones más profundas, que pueden expresarse de otras muchas formas. Nuestras profesiones, incluso nuestra actividad, son solamente el modo de materializar aspiraciones que vienen de otro lugar. 
La mayor revolución a la que puede aspirar un ser humano, es a descubrir para qué está hecho y atreverse a serlo.

M: ¿Tu ideal de felicidad?
P: Para mí la felicidad es la capacidad que tenemos de disfrutar de lo bueno y de sacar el aprendizaje de las experiencias que consideramos menos buenas. Creo que no es más feliz al que más cosas buenas le pasan, sino quien cuando viene algo adverso, es capaz de darle la vuelta en su favor. Mi ideal de felicidad sería sencillamente recordar, que esta vida es solo un viaje de paso. Sería más feliz si tuviera mayor capacidad de disfrute. Mayor paciencia y humildad cuando las cosas no salen bien.

M: ¿Qué opinas de las expectativas?
P: Las expectativas pueden ser peligrosas, porque muchas veces no se ajustan a lo que en cada momento podemos esperar. Para tener unas expectativas que construyan, hay que ser suficientemente humilde y saber en qué momento de tu vida estás, con qué cuentas, quién eres, cuáles son tus herramientas vitales reales y desde ahí, esperar. Ajustarte a tu propia realidad no es nada fácil.

¿No vas a preguntarme si me gustan los gatos? –Bromea- ¡Porque me gustan! Y cuanto más chiquititos, mejor... Y también me gusta Lucas. Es mi perro gancho.
(Un ShihTzu adorable que ya ha posado con Pedro en alguna fotografía para sus redes sociales, al que admira por su bondad y magnetismo)


M: ¿Qué es lo que más te gusta de los niños, lo que más llama tu atención o admiras de ellos?
P: De ellos me gusta que no necesitan demasiadas palabras para expresar las cosas. Lo hacen de forma directa, con gestos y con una cualidad que a veces olvidamos tan importante, la verdad de los gestos. Los niños son verdad en sus gestos.

M: ¿Echas de menos algo de tu infancia?
P: Por supuesto, a mi abuelo.
(Afirma con semblante nostálgico, mientras viene a mi mente “La puerta de mi mundo” uno de mis temas preferidos del disco.)

M: Sé que tu héroe de ficción ahora es Don Quijote. ¿Qué héroe tienes en la vida real?
P: Gandhipara mí es un héroe. Pedro CasaldáligaPaco Oliva, Vicente Ferrer... Todos ellos para mí son héroes.

M: ¿A qué no podrías resistirte?
P: No puedo resistirme a que alguien muera solo, por ejemplo. Cuando percibo eso, siento que todo lo que soy, se pliega a esa realidad.

M: ¿Se llega a recomponer un corazón, tras la partida de un ser querido? 
P: Creo que el verdadero corazón de las personas nunca se rompe. Se puede tocar nuestra sensibilidad, nuestro sentimiento, pero el corazón de un hombre o de una mujer no se puede destruir ni romper. Somos frágiles a nivel de sensaciones, a nivel de sentimientos, pero ése no es nuestro verdadero corazón. Nuestro corazón está por debajo y es más grande que todo eso. El hecho de tener heridas y que nos duelan, no significa que nuestro corazón esté dañado, creo que muchas veces, eso tiene más que ver con un funcionamiento cerebral, que con una verdadera herida en el corazón. De hecho creo que el corazón, nos lo llevamos a donde vayamos, cuando esto se termine.

M: ¿Crees en las segundas oportunidades?
P: Sí, creo en ellas. Si no hubiesen segundas oportunidades, nadie evolucionaría. Y si no crees en las de los demás, tampoco tienes derecho a pedirlas tú. Sin embargo, sí es cierto que en mi caso y sobre todo en la amistad, una vez perdida la confianza, me resulta muy difícil volverla a dar. En los amigos valoro por encima de todo, la fidelidad.

M: ¿Cambiarías algo de lo que has hecho en tu vida, o piensas que toda experiencia aporta un aprendizaje?
P: El hecho de ser capaz de extraer un aprendizaje de una experiencia, no significa que no quisiera cambiarla. Sé que en muchos momentos he hecho daño y también he permitido que me lo hicieran a mí. Sí hay cosas que cambiaría de mi vida. Aunque reconozco que he aprendido al menos, lo que en ese momento podía percibir de la experiencia, que seguramente no era todo, pero sí hasta donde yo podía llegar. Creo que somos la mejor versión, que podemos ser de nosotros mismos en cada momento, aunque nos equivoquemos.

M: Alguien que le conmueve la gente humilde y que últimamente escucha música muy tranquila, para ayudarle a conectarse con lo mejor de sí mismo... ¿Con qué le gustaría que le premiara la Vida?
P: Con el mayor premio al que creo, puede optar un ser humano. Sentir que soy capaz de llevar a cabo, aquello para lo que siento que he venido. Que cuando llegue el día del paso hacia el otro lado, hacia ese otro lugar, pueda sentir que dejo algo bueno aquí, que he sido capaz, al menos, de intentar vivir aquello por lo que vine. Me gustaría que me premiara con eso.


"A mis 42 años creo firmemente que, cuando uno encuentra su eje vital, está atento a las señales y es capaz de leer la vida, todo lo demás aparece. Y lo bonito es descubrir, que todo esto pertenece a algo más grande que tú. Que tú solo eres un eslabón o excusa, para que otras cosas sucedan."


Quizá por eso, en esta aventura Pedro no ha estado solo… Y ha contado con la colaboración especial de Ramón Melendi, padrino y amigo.
Además de otros célebres personajes que poco a poco se fueron sumando a este sueño sin ánimo de lucro, apoyando con vídeos promocionales. Como Pepe Rodríguez de Másterchef, Ángel León, Circo del sol, Marwan, Jorge Blass o incluso el Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz.
Como también más de 350 mecenas que colaboraron a través de una campaña de Crowdfunding durante los meses de septiembre y octubre, con el fin de cubrir los gastos de grabación y promoción de este disco solidario, consiguiendo superar el objetivo propuesto inicial.


Todos los beneficios de la venta de este disco van destinados a dos proyectos de desarrollo en África:
  • La construcción de un Centro de Capacitación Agraria para mujeres, en Benín. Fundación Kokari 



        Donde ofrecen sanidad, alimento, agua potable y educación a niñas y niños de la etnia Maasai, en una de las zonas más pobres del planeta. En el siguiente vídeo muestro el aula que Pedro y su Asociación “Universo de Trapo” ayudaron a construir este año.





Pedro Sosa y Melendi han unido sus voces, para lanzar un mismo mensaje y dejarnos en el aire una pregunta… ¿Son sólo molinos? ¿Realmente son sólo molinos de viento?

“De Hidalgos y Cometas” está aquí para arrancar de nuestro corazón las razones que nos devuelvan nuestra capacidad de transformar la realidad y ser capaces de reinventarla. Una invitación a recuperar el espacio perdido y confiar en la fuerza que todos llevamos dentro.

Primer single de un álbum (producido por Luca Germini y Adolfo Langa) que lleva por título el mismo nombre.


¿Tú también crees en la posibilidad de otro mundo más justo? Pues… 
¡Lanza en mano, sin dudarlo!

Te regalamos la excusa para poder ayudar a los más desfavorecidos, poniendo a tu servicio las herramientas necesarias para ello.
Tres formas sencillas con las que tú también puedes cambiar vidas:

1. Compra “De Hidalgos y Cometas”
En formato digital. En las principales plataformas: Amazon, Google Play, iTunes, bandcamp.
En formato físico. Solicítalo en universodetrapo@gmail.com. Disponible a partir del 1 de Diciembre.
2. Asiste a los conciertos en directo (donde también podrás adquirir el CD)
3. Comparte las publicaciones de Pedro en redes sociales.


Éstas son las fechas de los conciertos más próximos, donde Pedro actuará con su excelente banda (David López, Roberto Sánchez, Joaquín Calderón, Adolfo Langa, Daniel González Arjona, HJ Gil, Manuel Nieto):

01 Diciembre, Madrid. En Beneficio de la ONG Delwende.

02 Diciembre, Illescas. En Beneficio de la Fundación Kokari.
      Reservas por Tlf. 925 511 433 - 617 47 99 89.

14 Diciembre. Sevilla. (Auditorio BOX). En beneficio de la Fundación Carpio Pérez.


*Importante: Asociaciones, ONGs y Fundaciones con proyectos de desarrollo enfocados a colectivos en riesgo de exclusión, que necesiten un impulso económico (a través de la cesión de beneficios de los conciertos que se lleven a cabo) pueden solicitar nuestra ayuda. Contacto: universodetrapo@gmail.com.


“Demostrar que el ser humano está llamado a vivir en pie y no de rodillas, que es posible combatir a los gigantes que asolan la dignidad de tantos. Y quizás de paso, ganar la guerra al desánimo y al inmovilismo.”



Gracias Pedro por el regalo de poner en mis manos este mágico Universo. 
Y por confesarme que “Mañana” es hoy tu próximo reto…

¡GRACIAS SIEMPRE!


Y tú ¿eres de los que sólo ven molinos…?

¿Qué vas a hacer para cambiar esa parte de la realidad que hoy te toca?






martes, 27 de junio de 2017

"El amor es la única y la última respuesta"

Sumergidos ya en una nueva semana y habiendo dejado atrás la de mi cumpleaños, hoy es el mejor día para volver, para ayudar, para colaborar, para amar y para regalar.

Podría compartir lecciones que aprendí durante mi breve paseo de 40 vueltas al sol.
Un paseo en el que me acompañan personas de luz y en el que siguen apareciendo otras no menos brillantes, sorprendentes e indispensables para compartir la vida. Personas nobles, que a diario luchan con sus demonios a escondidas, sin que les vea nadie. Personas privilegiadas en marcos sencillos. Pues la grandeza no siempre viene tras un pellizco gigante, en ocasiones llega de la mano de la sencillez, de la humildad y del amor más puro.

El año pasado cedí mi deseo de cumpleaños a alguien muy especial, que llevó por bandera aquella antigua inscripción que aparecía en los relojes de sol. La misma que hoy nos recuerda que estamos vivos. 
Lo que ignoraba era la dimensión de su poder, algo que cada día y con admiración voy descubriendo.
Gracias A.M.Npor acercarme de nuevo, a la mejor filosofía de vida que podría tener aquí y ahora,  

"Memento Vivere" 
Porque nosotros te estamos viviendo.
Qué paradoja ¿verdad? 
Cuando nosotros te vivimos 
¡tú nos revives!


Una vez más lanzo mis palabras, para que lleguen a esa parte del Universo que todavía desconozco y me fascina, allá donde todo aún es posible y se cumplen los sueños. Allá donde no hay tiempo, ni forma, ni medida. Donde como un boomerang llega íntegro lo que lanzas, para luego serte devuelto con más fuerza.

Inevitable saber que voy cumpliendo años, como certero que no me alejo de la niña que soy, solo crezco.
Y con ellos, voy sumando besos, caricias, miradas, te quieros y abrazos.

Me dijeron que así no nos hacemos viejos ¡Nos hacemos grandes!

Podría compartir tantas cosas... Que de todas ellas, hoy prefiero regalaros la carta.


"EL AMOR" 

"Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad, también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación. 
Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. 
Esta fuerza universal es el AMOR. 

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo, 
olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas. 
El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. 
El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. 
El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos y permite que la humanidad 
no se extinga en su ciego egoísmo.
El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios. Y Dios es Amor. 
Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. 

Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo. 
Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. 
Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo, puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites. 
Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiese que en él habita, el amor es la única y la última respuesta. 

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. 
Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor, cuya energía espera ser liberada. Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, 
querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida. 

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, 
que ha latido silenciosamente por ti, toda mi vida. 

Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, 
necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta. 

Tu padre: 

(Carta de Einstein a su hija)


lunes, 27 de febrero de 2017

“La muerte no es triste, lo triste es no saber vivir.”

Entonces sucede aquello que no habíamos planeado, algunos dicen ver las orejas al lobo… 
Pero en realidad ¿qué ocurre cuando los minutos empiezan a contar en sentido contrario a las agujas del reloj? ¿A qué tememos en realidad en ese instante fugaz e interminable a la vez? 
Cada cual podrá reflexionar sobre ello las veces que haga falta, pero no quizá el tiempo que necesite, porque a veces, simplemente no hay tiempo. 
Por eso hoy te deseo tiempo y conciencia, un regalo para descubrir, aprender y poder actuar en consecuencia.

Querido Pablo:

Decidiste recoger tus cosas y ya te has marchado. No sin antes haber sembrado tu ejemplo sobre una tierra ávida de fe y esperanza.
“Se puede salvar vidas, crear conciencia y dar amor sin recibir nada a cambio, sin pedir dinero, sin gastos inútiles, sin mentir... Simplemente actuando con el corazón.”
A día de hoy, todos sabemos que tu lucha no ha sido en vano. Nos has enseñado que las redes sirven para algo más… Consiguiendo más que cualquier campaña solidaria y aún estando al otro lado, continúa tu riego de conciencias sobre posibles donantes de médula que aquí se quedaron.

Querido guerrero… tu fuerza, motivación, entereza, aceptación y optimismo, siguen brillando en tu ausencia. Mañana quizá el eco de una constante lucha y superación también lo hagan.
¡Admiro a personas como tú, que hacen replantearse a muchos, de la noche a la mañana, su concepto de héroe! ¡Y cómo así sus circunstancias pueden traer un nuevo sentido a la palabra!
¡Admiro a quien puede sumergirse en la lucha, pelear sus batallas, compartirse con el mundo y hacer de su historia la mejor!

Querido amigo… Supiste saborear la vida cuando afligida te anunció sus últimos tragos.
Me resulta curioso que te avergonzaras cuando se te otorgaba importancia… ¡Si somos nosotros quienes deberíamos avergonzarnos! Por empezar a vivir, justo al descubrir que nos hallamos ante ese último tramo, del que ya no se puede retroceder.
Cargado de fuerza recorriste el camino, sin saber que la vida te presentaba un atajo. Y entonces quisiste evitarlo, pero sólo las almas grandes dejan vacíos iguales.

Querido maestro… ¡un genio en las fórmulas! Pues restando tu vida, sumaste y multiplicaste. Siempre fuerte hasta el último momento.
La vida que emprendiste, continúa. Tanta vida que regalaste, seguirá fluyendo como merece, entre todos aquí abajo.

Tu labor incrementó extraordinariamente las donaciones. Y cuando alguien consigue eso, es porque tras él siempre hubo un propósito muy claro.
Compartías tu vida, ofreciendo más vida a quienes compartían tu historia. 
Déjame decirte, Pablo: Para mí has ganado una batalla que otros han dado por perdida.

“Amad todo lo que forme parte de la vida.”

Y como parte de la vida, también es la muerte... No hay finales, sino nuevos comienzos. 
Amemos lo que hoy tenemos, lo que llega y lo que se va. Amemos HOY con todo nuestro ser. Amemos el presente y ¿por qué no? con cada uno de nuestros sentidos soñemos un mañana mejor, sin dejar de amar el ayer. Amemos con el corazón lo que late en el otro y lo que sigue latiendo de él en nosotros. 
No hay combates desaprovechados, si las huellas que dejas, hoy las perfilan extraños. 
No hay clamores al cielo, porque allí de donde venimos, allá regresamos.
Dejar aquí el sudor de tu lucha, es llegar arriba con los deberes bien hechos.


“Demos más sonrisas, demos más abrazos, demos más paz, 
demos la mejor versión de nosotros mismos. 
Demos gracias a la vida por darnos el gran lujo 
de poder despertarnos cada mañana, 
seamos más agradecidos.”

Querido Pablo… Gracias por cerrar tantos miedos y abrir más conciencias. 
Por lucir el vestido de la serenidad en tu mirada, al saber todo lo que nos has dado. 
Por reparar en lo importante y advertir a medio mundo de ello.

Que no se nos indigeste la eternidad. Que no nos atragantemos con las prisas, 
ni que un rezagado empujón de la vida nos lance directos al precipicio.

Querido guerrero… Llegó la hora de despojarte de tu pesada armadura y de retirarte a descansar tras una dura jornada. No te preocupes por tu lanza, la conservaremos como oro en paño para lidiar nuestras propias batallas, no muy dispares a las que reflejaron tus ojos y nos guiaban.

Querido amigo, gracias por abrir la cancela de la moral y la ética y echar el cerrojo al desánimo.
Impresa en el viento queda tu sonrisa constante y guardadas en un cofre, todas las lecciones.

Permíteme que hoy, en este espacio, suscriba tus palabras:

“Ánimo a todos los que estéis en una dura batalla. 
Ánimo a todas las familias que estén pasando una dura batalla. 
Ánimo a los que hayáis perdido a un ser querido, 
todo pasará y todo llegará. 
La muerte forma parte de la vida. 
Por lo que no hay que temerla, sino amarla.”

¡Hasta siempre campeón!


“La muerte no es triste, lo triste es no saber vivir.”
Pablo Ráez Martínez.
1996 - 25/02/2017 (20 años) 
Marbella.